¿Cómo calmar a un perro asustado por la pirotecnia?

perros-cohetesEn estas fechas navideñas y año nuevo es muy común que la pirotecnia se haga presente.  Es una “tradición” que entre los niños y no tan niños se salga a la calle a tronar “palomas”    y “cañones”.
Y aunque pareciera divertido.. no lo es, se pone en peligro la vida y también la de nuestras mascotas.
Los perros tienen los sentidos más desarrollados y esto les provoca que el ruido de los cohetes les cause nerviosismo, se asusten, tengan taquicardia, ladridos intensos e incluso querer correr lo más lejos.
Para evitar que nuestras mascotas entren en este estado de pánico y nerviosismo, te diremos algunos consejos para calmar a tu perro.
1. Antes de la  hora de los fuegos artificiales, saca a tu perro a pasear, al menos 20 minutos o media hora. Esto le relajará y hará esta en casa más calmado.
2. Pon la cama de tu perro en la habitación en donde tú te encuentres, para que ete acompañado y esto lo pueda poner menos nerviosos.
3. Cierra las ventanas y puertas para disminuir el ruido exterior, y baja las persianas para disminuir el ruido y la luz de la pirotecnia.
4. Si el perro tiene un juguete favorito, daselo. Esto lo distraerá y se sentirá más agusto con el ruido. Al morder, los perros se relajan mentalmente y liberan su ansiedad.
Otro método para calmar a tu perro son las bandas en su cuerpo
Este es un truco que puede hacerse fácilmente, se trata de un método no invasivo, que parece relajar a los perros ante los fuegos artificiales. Se basa en el contacto corporal, y consiste en rodear a nuestro perro con una banda en forma de 8 en su cuerpo.
Las vendas corporales producen una suave presión en el cuerpo del perro y lo ayudan a relajarse frente a los ruidos de los cohetes.
Este remedio se basa en el método de Tellington TTouch, una terapia basada en el contacto corporal con los perros. Se sabe que la presión que ejerce la banda manda información sensorial al cerebro del perro. Las bandas sustituyen la presión que ejerce un humano al acariciar y masajear ciertos puntos del cuerpo del perro.
Cuando el cerebro del perro recibe estos estímulos, los procesa de modo inconsciente. Se cree que para el perro, la suave presión física de la banda en su cuerpo suscita sensaciones mentales de calma, relax, y sosiego.